Tags

, , ,

Sector de la policía abandona huelga tras ola de homicidios en estado de brasileño

a-agencia-brasil-copia

Foto Agencia Brasil (EBC)

Vitoria, Espirito Santo, Brasil.- Más de 1.200 agentes policiales abandonaron el domingo una huelga de ocho días en un estado brasileño costero que vivió un dramático incremento de los homicidios desde que comenzó la medida, pero donde la violencia está ahora cediendo.

Unos 3.100 soldados del Ejército y miembros de un cuerpo de élite de la policía federal ayudaban a patrullar el estado de Espirito Santo tras saqueos, el cierre de tiendas, escuelas y hospitales y una tasa de homicidios que se multiplicó por seis durante la última semana, en la que la policía se negó a trabajar exigiendo mejoras salariales.

Pese al retorno de un grupo al trabajo, casi 10.000 policías seguían de huelga el domingo.

La mayor parte de la violencia se ha concentrado en las zonas más pobres de Vitoria, capital de estado en la que viven unos 2 millones de personas. De acuerdo al sindicato policial, 144 homicidios han ocurrido desde que la huelga comenzó el 4 de febrero, y los funcionarios de seguridad los han relacionado mayormente con el tráfico de drogas.

Sin embargo, en las últimas 24 horas el número de muertes violentas ha caído significativamente aunque la tasa de asesinatos sigue siendo el doble de lo normal.

El estado aún tiene que hacer concesiones a los agentes policiales respecto a su salario, que es de alrededor de 2.700 reales (867 dólares) y es de los más bajos en Brasil.

El ministro de Defensa de Brasil, Raul Jungmann, se reunió el domingo con otros miembros del gabinete del presidente Michel Temer para discutir sobre la situación de seguridad en Espirito Santo.

“Vitoria está recuperando la vida tranquila. Mañana las escuelas estarán funcionando. El comercio abrirá, como ya abrió el sábado, y el sistema de transporte público debería operar normalmente”, señaló Jungmann a periodistas en Brasilia tras la reunión.

Esposas y familiares de los policías han liderado la huelga, formando cordones humanos en las entradas de los cuarteles de la fuerza de seguridad. Seguían en esos lugares el domingo, bloqueando la salida de los patrulleros, por lo que los casi 1.200 efectivos que volvieron a la tarea debieron patrullar a pie.

Bajo la ley brasileña, es ilegal que la policía realice huelgas, por lo que sus familiares han tomado medidas para impedir físicamente que los vehículos de la policía salgan de los cuarteles para realizar patrullajes.

Es procedente señalar que la información fue facilitada, en las últimas hora, por Reuters, agencia de noticias. Reporte de Paulo Whitaker, reporte adicional de Brad Brooks en Sao Paulo y Lisandra Paraguassu en Brasilia; editado en español por Hernán García.

(1 dólar = 3,1145 reales)

Advertisements