Tags

,

Joven de Kirguistán sería ejecutor del atentado en metro de Rusia que dejó al menos 14 muertos

Foto del sospechoso Akbarzhon Jalilov.

Foto del sospechoso Akbarzhon Jalilov. La explosión en el metro de San Petersburgo que en la víspera dejó 14 muertos y 50 heridos probablemente fue producto de un ataque perpetrado por un ciudadano ruso nacido en Kirguistán, dijeron el martes funcionarios del estado de Asia central de mayoría musulmana. 5th Channel Russia/via Reuters

BISHKEK/SAN PETERSBURGO, Rusia – La explosión en el metro de San Petersburgo que en la víspera dejó al menos 14 muertos y 50 heridos probablemente fue producto de un ataque perpetrado por un ciudadano ruso nacido en Kirguistán, dijeron el martes funcionarios del estado de Asia central de mayoría musulmana.

Se presume que la explosión del lunes fue consecuencia de un ataque suicida con bomba llevado a cabo por una persona relacionada con islamistas radicales, según citó la agencia de noticias Interfax a una fuente de seguridad.

Un portavoz de los servicios de seguridad de Kirguistán identificó al sospechoso como Akbarzhon Jalilov, nacido en la ciudad de Osh en 1995, sin dar más detalles. Kirguistán es una ex república soviética de 6 millones de habitantes, aliada política muy cercana de Moscú y que alberga una base militar rusa.

Rusia ha estado en alerta por posibles ataques en su territorio como represalia a su intervención en Siria, donde las fuerzas de Moscú han estado brindando apoyo a las tropas leales al presidente Bashar al-Assad. El grupo radical Estado Islámico ha amenazado varias veces con perpetrar ataques en venganza.

Un ataque con bomba en un club nocturno de Estambul en la noche de Año Nuevo que causó la muerte a 39 personas involucró a un sospechoso de la misma zona de Asia central, que dijo que había actuado bajo la directiva de militantes de Estado Islámico en Siria.

Si se confirma que el atacante del metro de San Petersburgo tenía lazos con el extremismo islámico, algunos sectores de la sociedad rusa podrían tener un argumento para sostener que la intervención de Moscú en Siria convirtió en blancos a los civiles del país.

No obstante, el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, dijo que era cínico decir que la explosión en San Petersburgo era en venganza por el papel ruso en Siria, reportó la agencia RIA. Y agregó que el ataque mostraba que Moscú necesita fortalecer su lucha contra el terrorismo mundial.

Hasta el momento, nadie se adjudicó la responsabilidad del ataque del lunes. Funcionarios dijeron que están tratando la explosión como un acto de terrorismo, pero no hubo confirmación oficial acerca de lazos con el extremismo islámico. El martes, la misma estación del metro permaneció cerrada varias horas por una amenaza de bomba y luego fue reabierta, informó RIA.

Cabe señalar que la información fue facilitada por Reuters, agencia de noticias. Reporte adicional de Svetlana Soprunova, Polina Nikolskaya,; Sujata Rao, Alex Winning y Maria Tsvetkova; Escrito por Philippa Fletcher; Editado en español por Ana Laura Mitidieri.

Advertisements