Tags

, ,

Más de 3,4 inmuebles en São Paulo pertenecen a compañías inscritas en los llamados paraísos fiscales

Foto ORG DestapiadaSanta Cruz do Sul, Brasil – Más de 3,4 mil inmuebles ubicados en las zonas más caras de São Paulo, cuyo valor alcanza los US$ 2,7 mil millones, pertenecen a empresas vinculadas a sociedades offshore –es decir, inscritas en los llamados paraísos fiscales, que ofrecen exenciones de impuestos y de tasas a sus propietarios y también mantienen sus nombres bajo secreto–.

El hallazgo figura en el estudio de Transparencia Internacional, organización no gubernamental con sede en Berlín. La organización sospecha que la compra de esas propiedades puede estar asociada al lavado de dinero malversado de las arcas públicas.

Según el estudio, 236 sociedades offshore son dueñas de los referidos inmuebles en São Paulo, donde más de la mitad (65%) de las compañías extranjeras tienen sede en Brasil. El informe destaca que tal concentración se debe a la presencia, en São Paulo, de la bolsa de valores más grande de América Latina, la BM&FBovespa, que atrae a inversores en búsqueda de inmuebles bien valorados en el mercado.

Un 87% de las propiedades identificadas pertenecen a sociedades inscritas en las Islas Vírgenes Británicas, Uruguay, Estados Unidos, Panamá y Suiza. El estudio reveló además que recursos originados de corrupción se aplican principalmente en empresas offshore ubicadas en las Islas Vírgenes Británicas y Panamá, donde el anonimato de su beneficiario final posibilita a “corruptos eludir a autoridades fiscales y policiales”.

La organización informó que, en el 70% de los 200 casos de corrupción analizados por el Banco Mundial, arreglos secretos tales como trustes y compañías offshore fueron utilizados para blanquear dinero y para ocultar el propietario de los activos adquiridos. La estrategia de los corruptos consistía en invertir en bienes raíces, una opción de negocio que tiene un riesgo relativamente bajo les permite lavar grandes sumas de dinero en la sola operación.

“Como el nombre de los verdaderos propietarios continúa secreto, nadie sabe a ciencia cierta la cantidad de propiedades adquiridas con fondos de la corrupción”, dice el informe.

El documento también menciona el caso del exdirector de Petrobras, Nestor Cerveró, detenido en 2015, en el marco de la Operación Autolavado, por su implicación en la red de corrupción que operó en Petrobras. La organización recuerda que Cerveró fue condenado a cinco años de prisión tras comprar con el dinero que recibió de sobornos un apartamento de lujo en Río de Janeiro valorado en US$ 2,4 millones, utilizando para ello una compañía offshore.

El estudio advierte que el inversor en offshore actúa por intermedio de abogados, contadores y corredores. Puede controlar personas jurídicas en Brasil, mediante las cuales compra joyas, yates e inmuebles. En general, esas operaciones tratan de ocultar el producto y los rastros de la gran corrupción, dice la organización.

Es necesario indicar que la información fue suministrada en las últimas horas por la Empresas Brasil de Comunicación (EBC).

Advertisements