La facción narcoterrorista libera a ocho secuestrados en Colombia y Gobierno condiciona diálogos de paz

En la imagen de archivo, un grafiti del grupo rebelde Ejército de Liberación Nacional (ELN) en la entrada del cementerio de El Palo, en Cauca, Colombia.

En la imagen de archivo, un grafiti del grupo rebelde Ejército de Liberación Nacional (ELN) en la entrada del cementerio de El Palo, en Cauca, Colombia. La guerrilla del ELN liberó el martes a ocho jóvenes que había secuestrado el fin de semana en una zona selvática del país, ante la intensa presión de las fuerzas militares y de policía, informó el presidente colombiano, Juan Manuel Santos.REUTERS/Jaime Saldarriaga.

BOGOTÁ – La facción narcoterrorista del ELN liberó el martes a ocho jóvenes que había secuestrado el fin de semana en una zona selvática del país, ante la presión de los operativos de las autoridades, informó el Gobierno, que condicionó las conversaciones de paz con el grupo extremista a que acaben con los plagios.

Los combatientes del Ejército de Liberación Nacional (ELN), la segunda mayor fuerza narcoterrorista del país, se habían llevado a los rehenes por un río hacia la selva, en el departamento del Chocó.

“Por presión de la Fuerza Pública ya fueron liberados los 8 secuestrados en Nóvita, Chocó. Ya están en manos de nuestras tropas”, dijo el presidente Santos a través de su cuenta en Twitter.

El ELN, conformado por alrededor de 2.000 combatientes, inició en febrero conversaciones de paz con el Gobierno de Santos, que se desarrollan en Ecuador en medio de la confrontación. La siguiente reunión de las partes está prevista para la próxima semana.

Pero el jefe negociador del Gobierno en los diálogos de paz, Juan Camilo Restrepo, condicionó los avances en las conversaciones a que la facción narcoterrorista detenga los secuestros.

“El Gobierno sí ha analizado y está ejecutando parte de esa estrategia, es decir, no avanzar hasta que haya avances en el no secuestro”, expresó a periodistas.

“No se trata de estar renunciando al esfuerzo del diálogo, el diálogo es un esfuerzo y el desarrollo de un mandato constitucional de buscar la paz, pero el gobierno tiene muy claro que no va a negociar la paz con el ELN a cualquier costo”, agregó.

La facción fundada hace 53 años acostumbra a realizar ataques contra la infraestructura petrolera y extorsiones a las multinacionales del sector, así como secuestros, muchos de ellos masivos.

Es procedente indicar que la información fue facilitada por Reuters, agencia de noticias. Reporte de Nelson Bocanegra. Editado por Rodrigo Charme.

Advertisements